Miércoles,
26 Julio 2017
 
Albacete Cuenta
Pueblos

No informó a su paciente el mismo día

Condenan a un dentista por dejar una aguja en la encía de su paciente

  • Cuatro meses de cárcel e inhabilitación para ejercer su profesión durante dos años
  • Tendrá que indemnizarle con 82.019 €
  • Dejó un trozo de aguja en la encía de un paciente y no le avisó hasta el día siguiente
  • Ha pasado por múltiples operaciones y siguen teniendo la aguja
Share with your friends










Enviar
5 de Julio de 2013

El Juzgado de lo Penal número 1 de Albacete ha condenado al dentista R.N.F, de 52 años y nacionalidad argentina que prestaba servicio en una clínica de La Roda. A ella acudió un ciudadano el 28 de noviembre de 2006  para que le empastaran una muela y al dentista se le rompió la aguja con la que iba a suministrarle la anestesia.

La sentencia explica que al pincharle la anestesia con “una aguja de un solo uso”, un trozo de ésta se rompió y el dentista “intentó extraerla con unas pinzas”, pero no lo consiguió. El problema radica según el tribunal en que en ese momento hizo una radiografía “no comunicando nada en ese momento al lesionado”, y acabó el empaste.

El dentista citó al paciente al día siguiente “y le comunicó lo ocurrido”, aconsejándole “que acudiera a un cirujano maxilofacial para su valoración”. El paciente fue al día siguiente al cirujano y fue sometido “a una intervención de urgencias”, pero el sanitario tampoco pudo sacar la aguja.

El lesionado ha pasado por nuevas operaciones, según recoge el juez en la sentencia, pero “no ha resultado posible la extracción de la aguja”, de forma que todavía tiene en la encía “un cuerpo extraño de tres centímetros”, y aparte de las lesiones sufre secuelas como “trastorno depresivo” y hasta una cicatriz de 15 centímetros “en la parte posterior de la oreja” como consecuencia de las operaciones.

El tribunal entiende que existe “culpa médica” en este caso, aunque la aguja se rompió de forma “excepcional”, como dijeron los peritos en el juicio y no por mala praxis del dentista.

La rotura fue “accidental” y el dentista no actuó de forma negligente, dice la sentencia, pero “sí hubo actuación negligente al no informar inmediatamente de lo sucedido al paciente”, y haberlo remitido al cirujano en ese mismo momento.

Share with your friends










Enviar
Archivado en: ·

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies