Jueves,
20 Julio 2017
 
Albacete Cuenta
Pueblos

El primero en sufrir antes de levantar a los suyos

Baloncesto maníacos

Share with your friends










Enviar
6 de Diciembre de 2013

La pasión por el baloncesto puede demostrarse cruzando España con la maleta llena de ropa cómoda y la cabeza repleta de ideas, esquemas, defensas, ataques. ¿Por qué? Por pasión, por cuestiones que sólo alguien dedicado en cuerpo y alma al baloncesto puede explicar.

Como Boris Balibrea. Un entrenador de baloncesto que, como cualquiera, sueña con llegar a lo más alto. “Un sueño que me empuja a ser mejor cada día, a exigirme más cada mañana, y no conformarme con lo que tengo, desde la ética y los valores. Centrado en el día a día, sin prisa, dando el máximo. A partir de aquí, todo lo que llegue, ¡bienvenido!”.

Pabellón lleno, tiempo muerto BBalibrea

Y lo que llegó fue al CBV Villarobledo, con varios objetivos claros tanto a nivel personal como profesional: “Quería mejorar y crecer como entrenador, y aportar herramientas al club para consolidarse en liga EBA, aportando ideas, metodología y filosofía no sólo al primer equipo, sino también al resto de equipos que forman el CBV. En el CLUB, esperaba encontrar gente con muchas ganas e ilusión por mejorar día a día y transmitir todo los valores y sentimientos que está generando el baloncesto en Villarrobledo”.

Las ventajas de tener cantera

Estos objetivos y estas expectativas se están consiguiendo, la cancha está llena cada quince días y los fines de semana que el CBV no juega en casa, cientos de aficionados siguen al equipo vía redes sociales. Balibrea recuerda que “el primer equipo está asentando unas bases sólidas que nos están haciendo competir todos los partidos de liga.  Seguro que con un poco más de suerte, traerán más victorias. Por lo que se refiere a las categorías inferiores, todos los entrenadores estamos trabajando duro, bajo unas directrices que junto al Coordinador, Gabri Martinez, establecimos a principio de temporada. Todo esto, unido a la familiaridad  que reina el club, está generando un ambiente de trabajo excelente”.

BBalibrea con cantera CBV

Boris Balibrea se ha aclimatado a Villarrobledo, un club que vive de la ilusión de la gente que lo compone, como él bien sabe, “el mayor tesoro de los clubes es la cantera. Por muy buena o mala que sea, por muy grande o pequeña. La Cantera, sí o sí, siempre es sinónimo de ILUSIÓN, siempre es sinónimo de FUTURO. Tener la oportunidad de vivir en primera persona ese sentimiento de fidelización, de pertenencia, de ser especial… es algo muy importante para los chavales, más allá de pensar en sacar algún jugador para el equipo de liga EBA. Un niño que crezca con el sentimiento de CLUB, al final y pasados los años, seguirá de una forma u otra vinculado al baloncesto, y esto, es el mayor regalo que puede ofrecer la cantera. Además, muchos son los beneficios que conlleva tener jugadores de CANTERA en tu primer equipo. Fidelización, orgullo, compromiso… y no sólo del propio jugador que ha crecido en el CLUB, sino de la afición, los posibles patrocinadores comarcales, los futuros jugadores que tienen como ejemplo al jugador canterano…”

Balibrea nos plantea que el CBV es uno de los equipos EBA con mayor número de jugadores de su propia población, salidos del mismo club. “Favorece la integración al EQUIPO y a la ciudad de todos los jugadores foráneos, le da fuerza a la identidad del equipo”.

El CBV ha ido de menos a más, conscientes de la dureza de esta aventura a nivel deportivo y económico, con un inicio complicado contra Estudiantes y Real Madrid.

La crudeza de la realidad de golpe.

A partir de ahí los chicos de Boris Balibrea han ido “trabajando durante la semana”, cambiando planteamientos, a pesar de que la mala suerte se llevó un par de partidos con resultados ajustados. “Perder de esta forma duele, pero nos hace confiar más en nuestras posibilidades”. El CBV está “donde se merece, donde merecemos, y vamos a luchar por todos los medios para que así sea”. La realidad EBA es una competición dura, intensa, muchos se cuestionan si hay diferencias reales con la siguiente categoría LEB Plata. Balibrea explica que el grupo B de EBA “es muy duro. Jugadores ex ACB, ex LEBs, tres filiales y un vinculado ACB, mucho futuro”. Más la fuerza de los equipos manchegos con sus refuerzos foráneos.

Ahí están Albacete Basket y Tudespensa.com Agrícola CBV Villarrobledo.

Baloncesto moderno, algunas claves

Boris Balibrea habla de cómo el baloncesto ha evolucionado, “este cambio no está en manos de los entrenadores. Nosotros debemos adaptarnos, en parte, a lo que tenemos”. Reconoce que los chavales suben con unas capacidades físicas y técnicas mayores, lo que conlleva un baloncesto “más alegre, más directo y más agresivo”, y los entrenadores exprimen los recursos que tienen.

En este sentido, esta temporada estamos viendo en la liga EBA muy buenos jugadores y, sobre todo, equipos con bases excepcionales, “en la mayoría de ligas competitivas los equipos deben formarse alrededor de un buen base y un buen pívot. Son los dos polos opuestos. El base es la pieza angular, hace que el resto de piezas encajen; se encarga de gestionar las posesiones de tu equipo. El 80 % de ataques, empiezan con el balón en sus manos. Debe saber qué hacer, cuándo hacer. Pero, sobre todo, ¡por qué hacerlo! Si tiene capacidad anotadora, se convierte en una pieza determinante en tu juego”.

También menciona las mejoras de los equipos a nivel defensivo, como las presiones a toda cancha de muchos equipos. Balibrea cuenta que las mejores defensas nacen de la confianza de “saber lo que va a pasar, conocer al rival. La única diferencia que puede haber entre uno y otro equipo (siempre y cuando haya estudio del rival) es la intensidad con la que se ejecute, ligada al nivel de dureza”. Y añade que la clave para divertirse se encuentra en el equilibrio entre juego “alegre, rápido y directo en ataque, bien cubierto por una buena defensa, agresiva y sólida”.

BBalibrea con Julia Cuenca, del CBV

Las diferencias entre el baloncesto actual y el de antes son patentes “de la misma forma que hay diferencias entre los jugadores de antes y los de ahora. No afecta sólo al baloncesto, o al deporte en general, es un tema social”. Balibrea nos habla de los seminarios de coaching impartidos por Xavi Garcia. “El Boris de antes de los cursos y el Boris de después es diferente. Es una herramienta muy productiva y personal. Cada uno puede darle el valor que quiera, pero ayudando en el proceso de mejora. Caemos en el engaño de llamar “motivador” al entrenador que batalla con multitud de hándicaps: Adolescentes desorientados, jugadores sin aspiraciones, chavales sin cultura del esfuerzo, sin cultura deportiva…Y siempre depositamos la responsabilidad de MOTIVAR a todos estos jugadores al entrenador, cuando creo que el problema es mucho más profundo”.

Balibrea termina diciendo que un buen entrenador motivador es aquel que tiene a su equipo siempre preparado para la lucha, con ganas de comerse cada minuto del entreno, cada posesión del partido. Que es capaz de levantar las cabezas de sus jugadores después de un tropiezo. Pero, sobre todo, “un buen entrenador motivador es la primera persona en levantarse, la primera persona en empujar, la primera persona en remar, la primera persona en sufrir…”

Share with your friends










Enviar

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies