lunes,
20 noviembre 2017
 
Albacete Cuenta
Pueblos

Entrevista a Ecologistas en Acción Albacete

¿De qué manera afecta la Ley a las personas que no cazan?

  • "Sigue la lucha contra la cruel Ley de Caza aprobada en Castilla La-Mancha"
Share with your friends










Enviar
18 de enero de 2015

Hace menos de un mes el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha  aprobó la nueva Ley de Caza de la región. Esta ley intensifica y subvenciona la actividad de la caza, permitiendo prácticas consideradas salvajes.

Para el gobierno popular esta ley “adapta a la actividad cinegética a la realidad social y económica de la región. La caza en Castilla-La Mancha es un importante sector económico generador de ingresos y de empleo, por lo que tanto merece una especial atención”

El proceso para que se efectúen los cambios de esta ley en los campos debe de ser votada en las Cortes Regionales, donde también han llegado las 115.000 firmas de la Plataforma contra la nueva Ley de Caza regional, formada por más de treinta asociaciones y convirtiéndose en la mayor recogida de firmas realizada en Castilla La-Mancha.

cartel coto

Desde Ecologistas en Acción de Albacete afirman que esta nueva Ley ha sido aprobada gracias a “la presión del lobby de la caza, con sus intereses económicos, buenos contactos y sintonía con un gobierno regional casposo, que nos recuerda más el pasado de la escopeta nacional que el presente, donde año tras año, las licencias de caza disminuyen, síntoma de una nueva sensibilidad. Un gobierno regional en comunión con el sector de la caza industrial, que apuesta por la caza como casi único motor de desarrollo de los pueblos, pero perjudicando otras posibilidades de desarrollo más sociales y acordes con las preferencias de la sociedad”

A la pregunta de a qué intereses responde esta Ley, desde Ecologistas en Acción no dudan en contestar que “responde exclusivamente a los intereses del sector cinegético de la caza comercial, a los propietarios de grandes fincas y cotos de caza”.

Añaden que “Asociaciones como APROCA y ATICA se encargan de defender los intereses particulares de este modelo de caza intensivo y desnaturalizado. Destacar la satisfacción de estas asociaciones con el texto de la ley, mientras que la mayoría de la sociedad está mostrando su rechazo frontal. Y que no se engañe a nadie, la caza tradicional no es el objeto de esta ley”.

¿De qué manera afecta al resto de personas que no cazan?

“Pues a partir de ahora, afecta a todas las personas que nos guste pasear, correr, montar en bici, observar aves, fotografiar la propia naturaleza… en definitiva, afecta a aquellos colectivos que hacen uso o disfruten del medio natural, ya que se da prioridad al desarrollo de la actividad cinegética frente al resto de usuarios de la naturaleza. Esto se refleja en los artículos 27 y 49, donde se prohíbe expresamente todo tipo de actividades que puedan molestar o espantar la caza antes o durante la cacería e, incrementando el número de vallados cinegéticos”.

Entre los puntos de esta ley considerados más cruentos está la posibilidad de matar perros y gatos, ¿Qué protección tienen estos animales?

“En primer lugar, hay que dejar claro que la caza, digamos que “protege” a unas especies (las que están catalogadas como no cinegéticas y, por lo tanto no son objeto de ser perseguidas por los cazadores) y luego están las especies cinegéticas, que evidentemente, no están protegidas. Esta ley lo que añade a esta aclaración es (en los artículos7.5, 21, 22 y 28.6) que se permite abatir perros, gatos y otras especies cinegéticas; se permite el uso sistemático de trampas y lazos para capturar y matar predadores naturales (el sector cinegético los llama alimañas), y se autorizan formas de caza más crueles todavía, como son el lanceo de jabalí, el perro de madriguera para zorros… Estos puntos, afectan además de los animales, que son los que van a sufrir la muerte, a los dueños de animales domésticos, ya que un gato o perro perdido que puede ser recuperado y devuelto, ahora puede ser abatido si el dueño o titular del coto de caza así lo considera (por daños o molestias a la caza) y la administración se lo autoriza”.

Cazadores y perros

¿Qué consecuencias puede tener esta Ley en la naturaleza y en nuestros campos?

“Pues debido a, que se puede cazar en épocas de cría, nidificación o de paso migratorio, se verán perjudicadas las especies protegidas y los espacios naturales perdiendo diversidad biológica.

En la propia ley de caza, se incorpora una modificación de la Ley 9/99 de Conservación de la Naturaleza, que minimiza las responsabilidades de los titulares cinegéticos en caso de que aparezca veneno en el coto”.

Además, añaden desde Ecologistas en Acción de Albacete, que se mantendrá el uso de plomo en la munición, a pesar de ser un metal pesado muy contaminante para los ecosistemas “en sincronía con la Ley de Caza, se están modificando los planes de recuperación de especies en peligro de extinción para que se permita la instalación de nuevos vallados, se creen cuarteles de caza comercial y se permita el uso de lazos en zonas críticas para el lince ibérico o el águila imperial donde hasta ahora estaba prohibido. Se puede cazar con métodos masivos o que pueden, como la caza de aves acuáticas, propiciar que se cacen especies no cinegéticas por error (como la Malvasía cabeciblanca). Todo esto aparece en los artículos 48, 40.2 y el 22”.

En cuanto a las Leyes Estatales que se incumplirían, desde Ecologistas en Acción informan que “además de estatales incumple Directivas Europeas, pero centrándonos en las estatales, concretamente la Ley 42/2007 de Patrimonio Natural y Biodiversidad y la Ley 21/2013 de Evaluación Ambiental, que dice que hay que adoptar las medidas apropiadas para evitar el deterioro de los hábitats naturales y de los hábitats de especies, y a que cualquier plan o proyecto que pueda afectar de forma apreciable a los citados lugares, se someterá a una adecuada evaluación de sus repercusiones en el lugar”.

Y añaden: “La Ley de caza omite citar que la regulación de la caza se ha de someter a los requisitos legales en materia de conservación y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales. No cumple con el requisito de respetar las exigencias en materia de conservación de la naturaleza y de protección de la Red Natura 2000. Tampoco promueve un aprovechamiento sostenible de la caza y pone en peligro la conservación de las propias especies cinegéticas autóctonas”.

¿A qué tipo de multas se enfrentan todos aquellos que interrumpan de manera directa o indirecta esta actividad?

“Pues, en este sentido, es exagerado, ya que por ejemplo si vas paseando, corriendo por una pista forestal o una senda, si estás recogiendo setas, espárragos o piñas en el monte y espantas una pieza cinegética, la multa va de 100 a 300 euros”.

perdiz

El Gobierno se escuda en los beneficios económicos que proporcionará en empleo  y en el sector, ¿Qué tiene de real esta afirmación?

“Es verdad que se genera empleo, pero muy poco y estos beneficios son para los de siempre, pero analizando un poco la situación vemos que en los últimos años, el entorno cinegético ha tenido numerosos casos de corrupción, amiguismo, furtivismo, tráfico de trofeos y de especies protegidas y otras irregularidades afectando a titulares y gestores de cotos, cetreros, taxidermistas y a responsables políticos y funcionarios. Según datos de la JCCM, la caza genera en la región 6000 puestos de trabajo, es decir, menos de 1 puesto de trabajo por cada 1.000 hectáreas de terreno cinegético, por lo que éste es uno de los ratios más pequeños de empleo por superficie entre las actividades que se dan en nuestro medio natural”.

“Además, es frecuente el trabajo con retribuciones, condiciones laborales precarias y con dinero B, que no se declara a hacienda. También hay fincas y cotos que están a nombre de empresas cuyo rastro acaba en paraísos fiscales, por lo que no tributan en nuestro país, además de que muchas grandes fincas de caza se benefician de las ayudas de la PAC a pesar de que sus dueños (grandes empresarios y magnates) no necesitan ese dinero”.

A pesar de las 100.000 firmas recogidas en contra finalmente se ha aprobado, ¿Qué se puede hacer ahora?

“Aunque se haya aprobado, eso no quiere decir que ya no haya nada que hacer. El miércoles día 15, la plataforma contra la ley de caza de Castilla La Mancha (en la que esta Ecologistas en Acción, junto con muchos colectivos sociales) presento más de 100.000 firmas contra la Ley.

Tras la entrega de firmas, el portavoz del Grupo Socialista en las Cortes ha comprometido el apoyo del PSOE a la petición de retirada de la Ley, lo cual es una magnífica noticia y un logro de los ciudadanos y ciudadanas que han apoyado la campaña. Ahora, el siguiente paso de la plataforma y de Ecologistas en Acción, es conseguir que el PP haga lo mismo. Hoy se ha recibido contestación del Grupo Popular a la solicitud de reunión que adelantó el lunes pasado la Plataforma. Tendrá lugar el próximo día 19 de enero y la Plataforma acudirá decidida a intentar conseguir la retirada definitiva de la Ley”.

 

Share with your friends










Enviar

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies