sábado,
18 noviembre 2017
 
Albacete Cuenta
Opinión

El agua que nos roban

Estimada Mónica Oltra: no es una “guerra”, es un expolio

Share with your friends










Enviar
20 de agosto de 2015

Mucho Compromís pero, ¿dónde está la base ecologista de Mónica Oltra a la hora de respetar el caudal ecológico del Tajo? Con sus declaraciones de vicepresidenta de la Comunidad Valenciana se ha pasado de frenada y demuestra que no debe ser para usted una prioridad defender el río que esquilman.

Los agricultores de Castilla-La Mancha también necesitan el agua. Es más, ahora no solo la necesitan para sus cultivos sino también  para beber ellos y sus familias, estimada Mónica Oltra. Aquí no tenemos un mar que desalar ni tampoco podemos hacer uso del agua de nuestros ríos.

Lo que está haciendo el Gobierno de Emiliano García-Page, al que usted critica, no es ninguna “guerra”, es la defensa de una población condenada a cultivos de secano por el franquismo. 

20 pueblos de la cabecera del Tajo padecen una situación alarmante mientras ven pasar el agua por delante de sus narices que se va a regar el campo de otras regiones y a ellos les tienen que abastecer con cambiones cisterna para poder beber, ¿esa solidaridad con ellos no le gusta a usted, señora Mónica Oltra?

El colmo de la ignorancia escriminalizar a los castellano-manchegos de su situación. Llama “ilegales” a unos agricultores que se dedican a cultivos sociales como la viña. La única masa verde que ves en La Mancha a esa que insultas y responsabilizas de la situación ecológica de un caudal que trasvasamos.  Quizás no sepas que hay más de 2.000 expedientes de regularización de sus pozos en un cajón porque no ha habido voluntad política de solucionar la injustica con los agricultores del Alto Guadiana.

Somos pocos, no hacemos ruido y no influimos como Levante y Murcia. Pero sabemos que la Ley dice que la cuenca cedente tiene prioridad y que hace años que esto no significa nada y eso tiene que cambiar.

30

Apelo al sentido común de los castellano-manchegos que emigraron a Levante y que añoran sus raíces y ven injusto como condenan a su tierra. Ahora que todos, cada vez más por la crisis, regresan a los pueblos de sus antepasados en La Mancha y disfrutan de manjares como el queso, el cordero, el pan, los dulces típicos… no pueden ser complices de partidos escoba, como éste.

La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) también contra Albacete, ¿ésto que le parece a Mónica Oltra?

A Albacete capital, la CHJ le impone pagar por beber agua del Júcar en tiempos de sequía, con unas tasas injustas de forma permanente; tanto para consumo humano, como para riego. Lo que supone un agravio inaceptable si se compara con el canon que van a pagar en la Comunidad Valenciana.

Después de limitar las dotaciones a los agricultores albaceteños, además les suben la tasa en un 60 %. El agravio comparativo entre lo que van a pagar los regantes de la Comunidad Valenciana -por un agua que transcurre en un 70% por Castilla-La Mancha– y lo que les va a costar a los albaceteños es una aberración. Una injusticia que no solo afectará a los regantes de la provincia sino también a los ciudadanos porque las diferencias con Valencia también incluyen el consumo humano.

Desde UPA Castilla-La Mancha, Julián Morcillo considera “muy injusto que el canon suba para los albaceteños, mientras el Vinalopó no aparece”. La Confederación Hidrográfica del Júcar ha considerado ‘no imputables’ los abastecimientos y la sustitución de bombeos en esta comarca alicantina. En el cuadro de tarifas y cánones del año anterior, la comarca alicantina del Vinalopó si aparecía, por eso ahora, al declararla exenta, todos los demás usuarios tiene que pagar más.

Se aumentan las dotaciones a la Comunidad Valenciana, mientras se esquilma a la Mancha Oriental

El proceso de planificación del Júcar no ha respetado las líneas rojas que nunca deberían haberse traspasado y se han vulnerado escandalosamente, como eran: garantizar la preferencia de uso de la cuenca cedente y atender las necesidades presentes y futuras de la región, que es lo que UPA CLM venía reclamando en sus alegaciones.

La cuenca hidrográfica del río Júcar pasa de ser excedentaria a ser deficitaria pero sólo para los usos de regadío de la Mancha Oriental en Albacete y no de la Comunidad Valenciana. La masa de agua se considera en mal estado cuantitativo y eso generará más problemas. Por ejemplo, anualmente un Plan de Actuación en esas masas y un Plan de Extracciones que aprobará la Junta de Gobierno (controlada por el Levante) y que dirá el agua que podemos extraer anualmente.

Esto es simplemente una limitación más al uso del agua en Castilla-La Mancha, ya que con el nuevo Plan no se van a poder poner en marcha pozos de hasta 7.000 m3, muy importantes por ejemplo, para el cultivo de viñedo en toda la zona de la Manchuela.

Y también las otras cuencas de los ríos

En definitiva, los planes hidrológicos diseñados por las Confederaciones (dependientes del Ministerio de Agricultura) condenan a los castellano-manchegos a competir en clara desventaja en un mercado globalizado con el resto de productores de otras zonas, que con nuestra agua no van a ver limitados sus caudales y, por lo tanto, tampoco la viabilidad de sus explotaciones.

 

Share with your friends










Enviar
Archivado en: · · ·

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies