martes,
23 enero 2018
 

jesus perea

Es el partido, idiota; el país es lo de menos

4 de abril de 2016

“Pasó el otoño, se fue el invierno y amenaza la primavera temprana con dejar en herencia unas nuevas elecciones que enmienden a los españoles de sí mismos, por no haber sido lo suficientemente idiotas con su voto a la primera”.


Podemos y la hora de los fontaneros

18 de marzo de 2016

El fontanero político también es un solucionador de problemas. Un profesional de la detección de fugas, de la sustitución de los conductos y de limpiar la escena de la reparación para que el resto de la organización siga funcionando.


España huele a corrala

12 de febrero de 2016

Ventanas abiertas, para que el puchero suelte el vapor hacia el patio, con olor a cocido, a vino rancio y a café de media mañana. Las sábanas huelen a caldo de gallina.


En un lugar de Levante…

29 de enero de 2016

“Ganamos aunque seamos corruptos. Es más, casi me atrevo a decir, que ganamos porque somos corruptos. Es porque ese montón de mierda es el estiércol que abona los sueños del pueblo que nos vota. El pueblo que hoy abarrota estas gradas”.


En un pueblo como La Roda, lo revolucionario era mojarse

18 de enero de 2016

“En la política, la estética es tan mala consejera para quien juzga en función de ella, como para quien alardea de la misma, como si la rasta o el piercing otorgara más razón para la indignación por el sólo hecho de exhibirla o la vestimenta anodina convirtiera a un currante en un carcamal tardofranquista”.


Y enero llegará…

15 de diciembre de 2015

Votaremos, en definitiva, como se vota en Navidad, bajo el espejismo falso de una bonanza que tiene fecha de caducidad, aunque al que la señale en el calendario lo llamen aguafiestas, no vaya a ser que por cenizo no nos toque la lotería, que esa es otra.


Los miguelitos no son de derechas ni de izquierdas

4 de diciembre de 2015

“Como a mí me (des)rodeñizaron desde el momento en que desafié a la derecha rodeña, no me extraña la sutil estratagema que acaba convirtiendo en apátridas a los que no comulgan con un credo mayoritario capaz de asimilar la visita de un jefe de Gobierno a la de un jefe de Estado”.


Auge y caída de Cospedal en 1.000 palabras

17 de noviembre de 2015

“Nunca un coche oficial hizo tanto trasiego entre los ocres prados de La Sagra toledana que dicha carretera atraviesa, como el Audi de Cospedal. La imagino enganchada al móvil, en el trayecto, viviendo sin vivir en ella, sin estar aquí ni allí. Cabalgando la llanura fronteriza entre dos regiones y soñando con alcanzar una ubicuidad imposible aun para mortales que se creen dioses”.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies