domingo,
19 noviembre 2017
 
Albacete Cuenta
Opinión

2 horas desde Chinchilla a Albacete

Albacete se ha atascado

Albacete tiene la rima que tiene, qué le vamos a hacer.

Albacete es zona de paso, qué le vamos a hacer.
 
Albacete, somos como somos y, a veces, incluso más.
 
Nos conformamos con pequeñas cosas y cosas sencillas.
Share with your friends










Enviar
4 de mayo de 2014

Seguro que has visto en la ‘tele’ que millones de madrileños se han atascado entre Chinchilla y La Roda por culpa de las malditas vacaciones, una costumbre que claramente deberían prohibir (a los madrileños) para no provocar esos atascos innecesarios frente al castillo de Chinchilla. Lo dijo Rajoy en su día; eso de los puentes tendría que acabarse ya.

Aunque bueno, las gasolineras estaban a punto de explotar, llenas, atiborradas, atestadas de automóviles repostando baratísimo líquido. Mientras, en los dos carriles destino Madriz, miles de coches con miles de personas.

Venían de Alicante y Valencia en sus diversas variantes de Benidorm.

El inconveniente de los mancheguicos es que no sabemos soportar un tonto atasco de nada, una pequeñez a la que los madrileños se acostumbran a diario, no sé cómo, no sé por qué, pero se acostumbran.

Incluso los pobres emigrantes manchegos de la provincia de Albacete, los que tuvieron que hacer el petate, llenar la caja de Cuétara y echarse los ahorros en el refajo, terminan por acostumbrarse a los atascos, coches y paradas en mitad de ninguna parte. Cuando vuelven a Albacete en vacaciones te dicen cosas como “qué lento se conduce aquí”.

Desde el castillo de Chinchilla y las terrazas de los pisos, las personas de bien miraban el espectáculo: coches parados sin poder pasar de primera a segunda.

En cada uno de los puentes, personas de bien miraban el espectáculo: miles de coches asfixiados por el sol manchego pero sin los parabienes de la playa benidormiana.

Las mismas personas de bien que podían ver a familias chillarse (entre sí y a las otras familias), escaparse por carriles laterales de manera peligrosa, adelantar por la derecha, la izquierda y el centro. Todo con escrupulosa paciencia.

Somos así, nos entretenemos con cosas sencillas, incluso tontas.

Albacete tiene la rima que tiene. Albacete es zona de paso. En Albacete somos como somos. Por eso, cuando un pobre mancheguico se ve enredado en un atasco de madrileños es como ver a un guiri en los sanfermines: o escapa por un lateral o corre el riesgo de ser corneado .

Share with your friends










Enviar
Archivado en: · ·

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies