sábado,
25 noviembre 2017
 
Albacete Cuenta
Opinión · Pueblos

LA RODA ¡Todo vale cuando hay verbena!

La peña de fiestas de Constantino Berruga corta la calle Cristo a su antojo

  • En uno de los municipios españoles donde todavía sus vecinos conviven con vestigios franquistas, esta vez la protagonista no ha sido una de sus calles con nombre de general golpista, sino la calle Cristo. Y, ¡menudo Cristo han montado!
Share with your friends










Enviar
6 de agosto de 2014

Disculpen la tardanza en escribir. No pensaba hacerlo hasta septiembre, después de la Feria de Albacete pero no he podido resistirlo. Yo que soy muy de fiestas, me había enterado de que en La Roda disfrutan de una de las ferias más largas de la región. Total, que este miércoles me fui a conocerla de cerca y cuál ha sido mi sorpresa que me he topado con una de las calles del centro cortada. Decía el cartel de la valla que por “avería” pero lo cierto es que yo solo encontré una peña de vecinos divirtiéndose.

Me he informado y parece ser que no es la primera vez que pasa, llevan unos años haciéndolo. “¡Todo vale cuando hay verbena!”, me dice un vecino que se encoje de hombros cuando le pregunto. “En esta calle tiene la sede una peña de la que casualmente es socio el poderoso Constantino Berruga “. “Ponen una valla, una piscina y mesas y sillas y, ahí se ponen a beber cubatas”, añade el acostumbrado vecino.

Constantino Berruga, vicepresidente de la Diputación de Albacete y teniente alcalde de La Roda disfruta de las fiestas en la muy céntrica calle Cristo, donde ponen una valla y organizan su fiesta privada. Puede que no tenga importancia pero si le ocurre hacerlo al paisano que pasaba por allí o incluso a mí improvisar un botellón, seguro que nos mandan a los municipales.

Por cierto, que llamé a la policía para salir de dudas y saber si tenían permiso o no para hacerlo. Cuál fue mi sorpresa que no sabían qué decirme. Puse al agente que me atendió en un compromiso. No sabían muy bien si tenían permiso o no para cortar la calle. Supongo que porque relacionaron qué influyente político se divertía allí.

En fin, que he interrumpido mis vacaciones estivales para contarles esta anécdota. Juzguen ustedes mismos su relevancia. Ahora sí, si nuestros políticos me lo permiten, voy a seguir disfrutando de las festividades patronales de los pueblos, prometo no volver hasta después de la Feria de Albacete, ¡felices fiestas!

Share with your friends










Enviar

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies