domingo,
19 noviembre 2017
 
Albacete Cuenta
Albacete

Complicaciones evitables y toleradas en niños

Odiseas familiares por el “turismo quirúrgico” instaurado por Cospedal

  • <!-- [if gte mso 9]>                                   
Share with your friends










Enviar
26 de marzo de 2015

Hace más de un año que desde ‘Albacete Cuenta’ poníamos en tela de juicio la decisión del Servicio de Salud de Castilla-la Mancha (SESCAM) de derivar pacientes a clínicas privadas de Madrid para reducir las listas de espera regionales, cuando en la provincia de Albacete existen cinco hospitales públicos donde podían ser asumidos perfectamente esos pacientes.

Además, criticamos la forma en la que se realizaban estas derivaciones pues los usuarios recibían una llamada donde se les comunicaba que podían ser operados en Madrid y que, en caso de negarse, serían relegados a los últimos puestos de la lista de espera. En aquel momento no tardaron en conocerse casos de personas que aceptaron estas derivaciones y que tuvieron serias complicaciones.

Los primeros usuarios derivados fueron de las especialidades de Cirugía General, Traumatología, siguiendo por Neurocirugía, Cirugía Maxilofacial, Digestivo, y, desde noviembre de 2014, Cirugía Pediátrica, entre otras. Desde entonces, según ha podido saber ‘Albacete Cuenta’, se han operado en Madrid, en contra de la opinión de las profesionales del Servicio de Cirugía Pediátrica de Albacete, a 133 menores de patologías como hernias umbilicales, hidrocele o fimosis.

Este miércoles, veinte familias de estos menores denunciaban posibles casos de negligencia en las operaciones que realizaron a sus hijos en el Hospital La Milagrosa de Madrid puesto que esos niños deberán ser reintervenidos por complicaciones surgidas tras sus operaciones y graves secuelas. De hecho, estas complicaciones se detectan directamente en el Servicio de Cirugía Pediátrica de Albacete donde van llegando los afectados bien desde el Servicio de Urgencias o a través de la consulta.

Las primeras complicaciones se observan en diciembre y, desde Cirugía Pediátrica, se informa a la Gerencia del centro. También en diciembre, concretamente el 19, la primera familia afectada registra una queja en Atención al Usuario. En marzo se detectan nuevamente complicaciones en más niños por lo que, otra vez, desde el Servicio de Cirugía Pediátrica, se insta a la Gerencia a investigar qué está pasando y a dejar de enviar pacientes a esta clínica. Además, se da la circunstancia de que los 14 niños que necesitan ser reintervenidos fueron operados por el mismo cirujano en la clínica madrileña, unos el 15 de diciembre y otros el 12 de enero.

Respuesta del SESCAM

La Gerencia del Área Integrada de Albacete convocaba esta semana a los medios de comunicación de forma urgente para comunicarles que ante estas denuncias habían iniciado una investigación para esclarecer lo ocurrido al tiempo que brindaban su apoyo a las familias afectadas. En nota de prensa el Sescam insistía en que los ciudadanos de toda la región deben estar seguros de que la atención sanitaria a todos los pacientes intervenidos está garantizada.

Y aunque reconocen los hechos, se justifican: “La dirección del Área Integrada señala que se están revisando uno a uno todos los casos en los que se denuncie cualquier tipo de incidencia y que está a disposición de todas las familias para atenderles en lo que necesiten. En este sentido, desde la dirección del Área Integrada aseguran que todas las operaciones realizadas, tanto en el Hospital de Albacete como mediante conciertos externos, se han hecho mediante rigurosos estándares de calidad, siempre buscando la seguridad del paciente y cualquier irregularidad será estudiada, evaluada e investigada por parte del SESCAM.”

Pero para estas familias el Sescam (dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha) falta a la verdad.

A continuación transcribimos el comunicado que han enviado a los medios de comunicación.

LAS FAMILIAS AFECTADAS
POR NEGLIGENCIAS MÉDICAS
ASEGURAN QUE EL SESCAM MIENTE

En referencia a las declaraciones realizadas por el Director Médico del Área Integrada de Albacete, Francisco Javier Vadillo, que afirma que “los casos están siendo investigados y que desde que se tuvo conocimiento de esta denuncia no se ha enviado a ningún paciente a la clínica de Madrid”. Mostrando como pruebas las quejas presentadas a la Gerencia de Atención Integrada de Albacete, así como las respuestas emitidas por el citado servicio.

Miente cuando dice “no tener constancia de las irregularidades hasta el pasado 12 de marzo”, cuando el propio Servicio de Cirugía Pediatría del Hospital de Albacete, ha manifestado su oposición a las derivaciones, asegurando a las familias que ha presentado una denuncia en la Fiscalía de Menores para que cesen las intervenciones de niños/as a Clínicas Privadas en Madrid.

Asegura que “las operaciones se hacen mediante rigurosos estándares de calidad, siempre buscando la seguridad del paciente”, cuando las familias estuvieron durante horas sentadas en el suelo o a los pies de una escalera, cuando el despertar de la anestesia general se realiza en menos de 20 minutos y cuando los/as niños/as recién operados deben viajar más de doscientos kilómetros tras la operación.

Miente cuando dice a los medios de comunicación que “pone los quirófanos a disposición de los/as pacientes” y no se pone en contacto con las familias.

Miente cuando dice que “cualquier tipo de intervención entraña unos riesgos inherentes” ESTAMOS HABLANDO DE 14 NIÑOS/AS INTERVENIDOS EN 2 DÍAS (El 15 de diciembre de 2014 el 12 de enero de 2015) Y TODOS/AS CON SECUELAS.

Tras haber sido citados por el Doctor que realizó las intervenciones este jueves en la Clínica del Rosario, habiendo recibido informes escritos a mano, con firmas distintas y negándose en algunos casos a emitirlos, los/as afectados/as aseguran que seguirán adelante en su denuncia ante la Policía, la Fiscalía de Menores, el juzgado y quién proceda, para evitar que hechos así se vuelvan a producir.

LAS FAMILIAS AFECTADAS CONSIDERAN QUE:

1. LA LISTA DE ESPERA DEL SESCAM DEBE ALIVIARSE CON RECURSOS Y PERSONAL PROPIO
2. QUE ENVIAR A PACIENTES A OTRA COMUNIDAD AUTONOMA SUPONE MULTIPLICAR EL GASTO EXPONENCIALMENTE, Y QUE ESTO SÓLO BENEFICIA A INTERESES PRIVADOS.
3. EXIGEN QUE SUS HIJOS/AS SEAN TRATADOS E INTERVENIDOS/AS EN NUESTRA SANIDAD PUBLICA.

Por su parte, el Hospital La Milagrosa de Madrid lamentaban enormemente las noticias aparecidas y matizaban que no habían tenido constancia de complicaciones graves en pacientes intervenidos en cirugía pediátrica, más allá de las propias de este tipo de procesos.

En un comunicado aseguraban que “las intervenciones que se desarrollan en nuestro hospital han seguido los procedimientos establecidos para este tipo de procesos quirúrgicos, siendo realizadas por profesionales que cuentan con el aval de una larga trayectoria profesional”.

Las familias han remitido a los medios de comunicación las quejas que han elevado al Servicio de Atención al Usuario del Sescam así como las respuestas que han obtenido por parte del propio servicio regional de salud como del Hospital La Milagrosa de Madrid y anuncian que estos casos serán denunciados vía judicial.

La gran idea de las derivaciones

Hace más de un año y medio que Cospedal y Echániz tomaron la gran decisión de derivar pacientes manchegos a clínicas privadas, primero de Madrid y después de Alicante o Murcia, para reducir las listas de espera de Castilla-la Mancha.

Desde el primer momento, la gran mayoría de los profesionales de los hospitales públicos de Albacete se mostraron contrarios a esta medida, ofreciéndose a hacer esas intervenciones en los centros albaceteños con los mismos recursos destinados al concurso. Pero los Servicios Centrales del Sescam han levantado un alto muro donde los profesionales se dan de bruces cada vez que proponen alguna mejora. En el Sescam no hay lugar para el diálogo, los acuerdos o acercamientos de posturas. Impera el ordeno y mando, que tan bien ha implantado la presidenta de Castilla-La Mancha y del que todos sus acólitos aprenden.

Cuando UGT en la Mesa Sectorial pidió explicaciones sobre el concierto con las clínicas privadas se le respondió con un “no es asunto suyo”. Cuando algún jefe de Servicio ha demostrado que es más caro mandar a los pacientes a operarse fuera, además de las molestias que les conlleva, que operarlos en los centros públicos, se le ha amenazado con perder su puesto. Presión, presión y más presión.

Desde el inicio de las derivaciones han existido complicaciones evitables, toleradas y silenciadas, inexplicablemente. Hasta ahora, que un grupo de padres ha decidido, por el bien de sus hijos, no callar.

  • Quejas presentadas por una madre y las respuestas que le dieron
Share with your friends










Enviar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies