viernes,
15 diciembre 2017
 
Albacete Cuenta
Albacete

Derivaciones a clínicas privadas | Cortesía del SESCAM

Turismo quirúrgico: de Albacete a Madrid

  • Han aumentado las listas de espera
  • Para reducirlas obligan a los pacientes a trasladarse a Madrid
  • Trasladan a los pacientes a clínicas privadas
Share with your friends










Enviar
20 de diciembre de 2013

La pasada semana, los representantes de los sindicatos que están presentes en la Junta de Personal de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete denunciaron las consecuencias de los “recortes aplicados” durante los últimos dos años y medio en Sanidad. Cierre de camas injustificadas, reducción de personal, falta de recursos, etc. están a la orden del día en Albacete y en toda la región.

Desde CCOO, Nieves Jiménez centraba su  intervención en otra de las mayores críticas que se percibe en los últimos meses, la decisión del Sescam de derivar a pacientes a otras comunidades autónomas para que sean intervenidos quirúrgicamente en hospitales concertados, algo que, según decía Jiménez, ocurre principalmente en las especialidades de Traumatología, Cirugía general, Cirugía Vascular y Neurocirugía.

Fue precisamente la Federación de Sanidad y Servicios Sociosanitarios de CCOO Castilla-La Mancha quien, a principios de octubre, denunciaba que se estaba derivando a miles de pacientes en espera quirúrgica a hospitales de Madrid para ser intervenidos. Inmediatamente el Sescam emitía un comunicado negándolo. Calificaban de “rotundamente falsa” la denuncia de CCOO alegando que los pacientes de Toledo se iban a enviar a Talavera de la Reina y que sólo se había enviado a Madrid a 25 pacientes de cirugía cardíaca.

En agosto, el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz daba los detalles del anunciado Plan de Choque para reducir las listas de espera y decía que “es un plan que prevé deducir tiempos y números de pacientes utilizando, preferentemente, recursos propios”. También anunciaba el consejero, se iban a establecer conciertos con entidades privadas para abordar patologías menos graves pero más frecuentes.

No especificaba entonces Echániz con qué clínicas se establecerían los convenios, pero hoy se sabe que con clínicas madrileñas. En Albacete, IDC Hospital de Albacete, antes Capio, ya no acepta procesos quirúrgicos debido a la bajada de precios del concierto con el Gobierno de Castilla-La Mancha, una disminución de tarifas que la entidad privada no ha aceptado pues implicaba una merma en la atención que ofrecían.

Según profesionales sanitarios de Albacete, que son quienes realmente están peleando por mantener el sistema público contra viento y marea, en la provincia se pueden contar por cientos los pacientes que están siendo derivados a Madrid. Pacientes con hernias, juanetes, problemas de vesícula o cadera, etc., que se metieron en lista de espera antes de marzo de 2013 han pasado de ser intervenidos en los hospitales albaceteños a centros privados madrileños, curiosamente, algunos pertenecientes a los grupos sanitarios que se postulaban para hacerse con la dirección de los seis hospitales públicos madrileños cuya gestión quería privatizar la Comunidad de Madrid.

Estos pacientes reciben una llamada que les informa de que pueden ser operados en breve en Madrid. Eso, los más afortunados porque en otros casos los usuarios se han enterado de que la operación sería en Madrid al llegar a la clínica albaceteña donde se suponía les iban a intervenir. Les dicen que no les costará nada, los llevan y los traen en ambulancia, en algunos casos en un microbús, incluso a un acompañante. Si aceptan se inicia el proceso: pruebas preoperatorias en un centro privado de Albacete y posteriormente intervención en Madrid. Si se niegan pasarán “al final de la cola” y parece ser que, a efectos estadísticos, constan como operados.

Son muchos, por suerte, los que han optado por esperar y reclamar a los Servicios de Atención al Paciente. Otros, han decidido aceptar. Y el resultado, variado: hay casos en los que todo ha salido bien y, en algún caso, tras regresar de la cirugía con el alta en la mano han precisado de atención médica urgente en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete.

Quirófano Hospital General de Almansa

Quirófano Hospital General de Almansa

En Albacete sí se puede

Hace 20 años esta derivación de pacientes fuera de las fronteras de la región era la tónica habitual. Pero, ¿qué sentido tiene ahora? ¿Es que en los hospitales públicos de Albacete no se puede operar a estos pacientes? La respuesta es sencilla, sí se puede pero los que mandan no quieren.

Castilla-La Mancha, desde las trasferencias sanitarias, forjó un Servicio regional de Salud de calidad y competitivo, con una cartera de servicios prácticamente completa. Lejos quedaron aquellos años en los que había que viajar en ambulancia colectiva a Valencia para recibir Radioterapia o para someterse a un trasplante renal, por ejemplo.

Lejos, hasta ahora. Los gestores sanitarios, con el beneplácito la presidenta Cospedal y el consejero Echániz, han apostado por engordar a la sanidad privada madrileña con los fondos que deberían emplearse en la sanidad castellano-manchega. De otra forma no se entiende que se pretenda “garantizar una atención sanitaria de calidad” – palabras del propio consejero que repite en cualquier foro al que asiste- enviando a una persona de un pueblo de Albacete a operarse de una hernia a un hospital privado a 300 kilómetros de su domicilio cuando tiene hospitales preparados a escasos 45 kilómetros.

Y alegarán los que gestionan que la actividad extraordinaria en los hospitales públicos es muy cara, que han ahorrado un montón de millones al suprimir las mal nombradas “peonadas” y cerrar los quirófanos por la tarde… pero no dirán cuánto cuesta enviar a estos pacientes a Madrid, a ellos y a sus acompañantes, cuánto cobran en las clínicas privadas por intervención o qué tipo de materiales utilizan.

Esos datos no se sabrán porque la sanidad pública se entiende ahora como un negocio y no como un derecho. Porque puestos a hacer números seguro que es más económico abrir el quirófano del hospital público por la tarde que costear su derivación a Madrid.

Y seguro que en otros tiempos se cometieron fallos, cierto, pero también es cierto que la mayoría de los albaceteños no quieren viajar a Madrid cuando saben que en Albacete se les puede operar. Pero el enfermo es una persona vulnerable y cuando el dolor es insoportable cualquier opción se acepta, incluso la que te lleva “de turismo quirúrgico” a otra comunidad.

 

Share with your friends










Enviar

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies