sábado,
18 noviembre 2017
 
Albacete Cuenta
Pueblos

Caminos milenarios, regalados a un marqués

La Quéjola, uno de los lugares más bellos del mundo en Albacete

Share with your friends










Enviar
29 de enero de 2015

La Dehesa de La Quéjola ha llegado hasta aquí después de miles de años. Entre los cientos de lugares que podrían haberse conservado, le ha tocado a ella permanecer, sobrevivir, perseverar.

¿Quién es esa Quéjola? (el artículo “La” se usa para personas, ¿no es así?).

La Quéjola está en la provincia de Albacete y reúne en menos de un kilómetro cuadrado varios yacimientos arqueológicos de diversas épocas, el más conocido, el singular yacimiento Íbero donde apareció El Timiaterio, único a nivel nacional e internacional. A menos de quinientos metros de ese yacimiento se ubica otro, menos conocido de la Edad del Bronce, y a menos de trescientos metros unas insculturas rupestres que por sí mismas son Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, y en las cercanías de estas insculturas han aparecido restos de una villa romana, entre esos restos un hipocausto (pieza asociada a termas romanas o aislamientos térmicos similares).

La Quéjola es también una dehesa natural protegida en teoría por las leyes estatales y regionales, y lugar donde se encuentra el águila imperial, el águila perdicera, y otras especies que por su protección especial no mencionaremos aquí.

La Quéjola es el lugar donde se van a regalar los caminos milenarios que la atraviesan a un marqués, caminos que siempre han pertenecido a San Pedro y Casas de Lázaro.

6

La Quéjola es el lugar donde se van a remover 160.000 metros cuadrados de tierras en una zona arqueológica de alta susceptibilidad arqueológica (palabras de la Consejería de Educación y Cultura) para realizar nuevos caminos públicos que no se necesitan, pues ya están ahí los caminos públicos de toda la vida.

La Quéjola es una petición de un colectivo ciudadano de Albacete que ha solicitado al gobierno de Castilla-La Mancha que la proteja, declarándola Bien de Interés Cultural, cosa que, por supuesto no ha ocurrido, a pesar de que el señor Marcial (consejero de Educación y ¿Cultura?) y la señora Cospedal son de Albacete.

Solo queda decir:

Destruir es sinónimo de ignorancia, atraso y brutalidad. La naturaleza y el hombre primitivo hicieron de La Quéjola uno de los lugares más bellos del mundo. ¿Por qué quiere el hombre actual desfigurarla y destruir sus raíces?…La violencia es el arma de los idiotas, los ignorantes y los cobardes…

Share with your friends










Enviar
Archivado en: · ·

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies